Diferencia entre mermelada y compota

💥 Diferencia entre mermelada y compota

🔅 Diferencia entre mermelada y confitura

Tanto si te gusta la jalea con mantequilla de cacahuete, como si te gusta la confitura sobre una galleta o la mermelada sobre una tostada, hay una cosa en la que todos podemos estar de acuerdo: que la fruta conservada en un tarro es un regalo eterno y una práctica que merece la pena conservar (juego de palabras).

Recuerdo la primera vez que hice jalea. ¡Fue todo un lío! ¡Yo era todo un lío! Equipada con un poco de conocimientos sobre conservas, una receta de mi vecina, el ánimo del abuelo de mi marido y mucha determinación, intenté hacer jalea de uva.

Desde entonces, he hecho mi parte de mermeladas y conservas, pero sólo he hecho jalea un puñado de veces. Es cierto que entonces sólo tenía 19 años y nunca había hecho jalea en mi vida. No fue una experiencia divertida ni gratificante. Quizá tu experiencia con la gelatina haya sido mejor, eso espero.

Antes de hablar de las diferencias, hablemos de lo que cada una de ellas tiene en común. Tanto si se trata de mermelada, jalea, confitura o incluso compota, mermelada o chutney, todas implican alguna combinación de fruta, azúcar y calor, y se basan en la pectina, una fibra natural que se encuentra en la mayoría de las plantas y que ayuda a que la fruta cocida se gelifique.

😲 ¿qué es más saludable, la mermelada o la conserva?

La mermelada, la jalea, las conservas, la mermelada, la compota y el chutney implican una combinación de fruta, azúcar y calor, y dependen de la pectina -una fibra natural que se encuentra en la mayoría de las plantas y que ayuda a que la fruta cocida se mantenga firme- para su textura. (No todas las frutas contienen la misma cantidad de pectina, por lo que a veces se añade pectina en polvo; hablaremos de ello más adelante). ¿La diferencia subyacente entre todas ellas? La cantidad de fruta física que se utiliza en el producto final.

READ  Espinacas a la crema receta

En un extremo del espectro, tenemos la jalea: el producto más firme y suave de todos. La jalea se elabora a partir del zumo de la fruta, que suele extraerse de la fruta cocida y triturada. (Ese proceso de extracción, que implica colar la mezcla de frutas a través de un tejido de malla fina, es también lo que hace que la jalea sea clara). El zumo resultante se calienta con azúcar, ácido y, a menudo, pectina en polvo adicional para conseguir esa textura firme y gelatinosa. Esa cosa de arándanos que se come en Acción de Gracias, la que se desliza fuera de la lata en un cilindro perfecto, con las crestas intactas? Definitivamente es gelatina.

💖 Diferencia entre mermelada y conserva

Cuando te preparas un PB&J, hay cuestiones más importantes que la mantequilla de cacahuete en trozos o lisa. La más importante es si debe buscar un tarro de jalea o de mermelada. ¿O dejar de lado la “j” en favor de las conservas? ¿Y qué hay de la mermelada? ¿O la compota o la conserva? Aquí tiene todo lo que necesita saber sobre el árbol genealógico de la jalea.

La pectina -el único ingrediente del que quizá no haya oído hablar- es un tipo de almidón llamado heteropolisacárido que se encuentra de forma natural en las paredes celulares de frutas y verduras, dándoles forma y estructura. Cuando se calienta a 220°F, se expone a un poco de ácido (piense en el zumo de limón u otros cítricos) y se deja enfriar, la pectina se reforma en forma de gel.

Cuanto más firme es una fruta, mayor es su contenido de pectina. Por eso, las jaleas y mermeladas elaboradas con frutas blandas como las fresas, las frambuesas y las uvas suelen seguir dependiendo de la pectina recogida en frutas como las manzanas, las peras, los albaricoques, las ciruelas, el membrillo o las naranjas. En el caso de las naranjas, en particular, y también de los limones, pomelos y limas, la mayor parte del contenido de pectina se encuentra en la corteza firme de la fruta, pero más adelante hablaremos de ello.

READ  Solomillos de cerdo rellenos

✅ ¿cuál es la diferencia entre la mermelada y el chiste de la mermelada?

Hasta que el hada buena de la electricidad entró en escena con sus sofisticados aparatos, como los frigoríficos y los congeladores, el envasado, la recolección y la conservación de los alimentos era algo más que un pasatiempo de los lugareños: era una forma de vida. Comprar fresas en México en pleno invierno no era una opción, así que la gente buscaba formas de evitar que los alimentos se estropearan para evitar el hambre durante la estación fría o los largos viajes por mar o tierra.

El ahumado, la salazón, el secado y la fermentación fueron anteriores a la tecnología de las conservas y al uso del azúcar como conservante. Aunque los griegos y los romanos almacenaban las frutas en miel, el azúcar era un lujo caro. Las mermeladas y jaleas no se hicieron comunes hasta el siglo XIX, cuando el azúcar se abarató lo suficiente como para utilizarlo en grandes cantidades.

Hoy en día, las conservas son algo más que una forma de pasar el invierno. Crear combinaciones de sabores inusuales es también parte de la diversión. Si se le añade un toque de calor, de acidez, de alcohol, de hierbas o de especias, las conservas se convierten en algo más emocionante. Hoy en día, los estantes de las tiendas ofrecen una abrumadora variedad de productos de lotes pequeños. Pero mientras mira los pasillos de jaleas, mermeladas, conservas y compotas, ¿sabe qué define a un tipo de conservas de otro? Todo se reduce al tipo de fruta que se utiliza, la forma de preparar el producto y las proporciones de los distintos ingredientes.

READ  Arroz calamares thermomix
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad