🤔 Receta magret pato

😶 Pato

Si me conoces, sabes que me encanta la carne: un buen filete, una crujiente panza de cerdo y soy un hombre feliz. Pero si hay una carne con la que admito que tengo favoritos, es el pato. Me gusta tanto que una vez desperté a mi entonces novia -ahora esposa- en mitad de la noche gritando «¡Pato de Bangkok! Pato en salsa marrón» mientras dormía. Sabes que es amor verdadero cuando en lugar de romper conmigo por ese ataque al corazón a medianoche, me llevó a Bangkok por mi cumpleaños para comer ese pato. Desgraciadamente, aquí no tenemos suficiente pato, y cuando lo hacemos es una carne dura y grumosa. Pero de vez en cuando tenemos pechuga de pato, y cuando está perfectamente cocinada, déjenme decirles que es un lujo. Ninguna otra carne se puede comparar.

Entonces, ¿por qué pechuga de pato? En realidad es perfecta para Keto porque tiene esa preciosa capa de grasa bajo la piel. Los patos son aves migratorias y, al igual que nosotros, necesitan una buena capa de grasa para poder pasar sus largos viajes de invierno, desde sus hogares hasta nuestros platos. (Para cocinar correctamente la pechuga de pato, hay que extraer esa grasa, que ayuda a que la piel quede crujiente. El resultado final son tres texturas en una: piel crujiente, grasa que se derrite en la boca y carne jugosa y tierna por debajo. Se puede untar con la salsa que se desee o comerlo directamente de la sartén, como hago yo. Es el paraíso.

⚫ Manzana de nueske’s

He aquí un secreto que la mayoría de los restaurantes no quieren que sepas: Esa pechuga de pato de 40 dólares que te están vendiendo es uno de los platos más fáciles de preparar* en una cocina. Durante el servicio de alta demanda, yo prefiero cocinar la pechuga de pato a escalfar huevos, sin duda alguna. Con unos sencillos pasos, puedes impresionar a tus amigos y amantes del encanto con una fantástica pechuga de pato, cualquier noche de la semana.

READ  Buey de mar receta

A diferencia del pollo, la pechuga de pato tiene un matiz y una textura parecida a la de la carne roja y se puede consumir a medio cocer, así que hay que darle un toque rosado. Una pechuga de pato perfectamente cocinada tendrá una carne húmeda y jugosa, con una piel deliciosa y crujiente. El primer paso es marcar la grasa para ayudar a que se haga más eficazmente. Los patos son aves muy ocupadas que necesitan mucha grasa para alimentarse durante sus largos vuelos. Esta grasa gruesa, cuando se reduce a una capa delgada y suculenta debajo de la piel crujiente, es una maravilla culinaria, pero es fácil acabar con demasiado de algo bueno. El rayado proporciona a la grasa una mayor exposición al calor al aumentar la superficie, lo que permite que se rinda más rápidamente.

🙏 Recetas de pechuga de pato salvaje

Si me conoces, sabes que me encanta la carne: un buen filete, un poco de panceta crujiente y soy un hombre feliz. Pero si hay una carne con la que admito que tengo favoritos, es el pato. Me gusta tanto que una vez desperté a mi entonces novia -ahora esposa- en mitad de la noche gritando «¡Pato de Bangkok! Pato en salsa marrón» mientras dormía. Sabes que es amor verdadero cuando en lugar de romper conmigo por ese ataque al corazón a medianoche, me llevó a Bangkok por mi cumpleaños para comer ese pato. Desgraciadamente, aquí no tenemos suficiente pato, y cuando lo hacemos es una carne dura y grumosa. Pero de vez en cuando tenemos pechuga de pato, y cuando está perfectamente cocinada, déjenme decirles que es un lujo. Ninguna otra carne se puede comparar.

READ  Lentejas con verdura thermomix

Entonces, ¿por qué pechuga de pato? En realidad es perfecta para Keto porque tiene esa preciosa capa de grasa bajo la piel. Los patos son aves migratorias y, al igual que nosotros, necesitan una buena capa de grasa para poder pasar sus largos viajes de invierno, desde sus hogares hasta nuestros platos. (Para cocinar correctamente la pechuga de pato, hay que extraer esa grasa, que ayuda a que la piel quede crujiente. El resultado final son tres texturas en una: piel crujiente, grasa que se derrite en la boca y carne jugosa y tierna por debajo. Se puede untar con la salsa que se desee o comerlo directamente de la sartén, como hago yo. Es el paraíso.

🐵 Con qué acompañar la pechuga de pato

He aquí un secreto que la mayoría de los restaurantes no quieren que sepas: Esa pechuga de pato de 40 dólares que te están vendiendo es uno de los platos más fáciles de preparar* en una cocina. Durante el servicio de alta ocupación, yo prefiero cocinar la pechuga de pato a escalfar huevos, sin lugar a dudas. Con unos sencillos pasos, puedes impresionar a tus amigos y amantes del encanto con una fantástica pechuga de pato, cualquier noche de la semana.

A diferencia del pollo, la pechuga de pato tiene un matiz y una textura parecida a la de la carne roja y se puede consumir a medio cocer, así que hay que darle un toque rosado. Una pechuga de pato perfectamente cocinada tendrá una carne húmeda y jugosa, con una piel deliciosa y crujiente. El primer paso es marcar la grasa para ayudar a que se haga más eficazmente. Los patos son aves muy ocupadas que necesitan mucha grasa para alimentarse durante sus largos vuelos. Esta grasa gruesa, cuando se reduce a una capa delgada y suculenta debajo de la piel crujiente, es una maravilla culinaria, pero es fácil acabar con demasiado de algo bueno. El rayado proporciona a la grasa una mayor exposición al calor al aumentar la superficie, lo que permite que se rinda más rápidamente.

READ  Recetas con garbanzos thermomix
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad