➕ Como hacer un mapa cognitivo

📘 Como hacer un mapa cognitivo 2021

aplicación del mapa cognitivo

El mapa cognitivo es una técnica que se ha desarrollado a lo largo de un período de tiempo y, a través de su aplicación, ha demostrado su utilidad para los investigadores operativos que trabajan en una variedad de tareas diferentes. Estas tareas incluyen: proporcionar ayuda con la estructuración de datos desordenados o complejos para la resolución de problemas, ayudar al proceso de entrevistas aumentando la comprensión y generando agendas, y gestionar grandes cantidades de datos cualitativos de los documentos. Aunque el mapeo cognitivo suele llevarse a cabo con individuos de forma individual, puede utilizarse con grupos para ayudarles a resolver problemas.

El mapeo cognitivo puede utilizarse para diversos fines, aunque el centro del trabajo suele ser un «problema» de algún tipo. Se trata de una técnica utilizada para estructurar, analizar y dar sentido a los relatos de los problemas. Estos relatos pueden ser verbales -por ejemplo, presentados en una entrevista- o documentales. El mapa cognitivo puede utilizarse como método de toma de notas durante una entrevista con el propietario del problema y, si se utiliza de este modo, constituye un instrumento de entrevista muy útil. También puede utilizarse para registrar las transcripciones de las entrevistas u otros datos documentales de forma que favorezca el análisis, el cuestionamiento y la comprensión de los datos.

😉 características de los mapas cognitivos

¿Cómo va al trabajo? ¿Tiene una ruta preferida para ir a su restaurante favorito? ¿Al hospital más cercano? ¿A Disneylandia? Si sabe -o cree saber- las respuestas a cualquiera de estas preguntas, su mapa cognitivo está en funcionamiento. Los seres humanos se basan en los mapas mentales para almacenar el conocimiento de lugares y rutas con el fin de realizar viajes y actividades. Las personas utilizan sus mapas cognitivos para decidir a dónde ir y cómo llegar. Pero la investigación sobre la accesibilidad ha ignorado en gran medida este aspecto esencial del comportamiento de los viajes, a pesar de que un viaje no se realizará sin el conocimiento previo de un destino y de las posibles rutas hacia él. A medida que las ciudades se hacen más grandes y dispersas, una buena información sobre las oportunidades y los sistemas de viaje es más importante que nunca.

READ  Dea dificultades especificas del aprendizaje

En nuestro reciente estudio, descubrimos que los mapas cognitivos y los modos de desplazamiento están vinculados de manera importante, lo que determina el acceso de las personas a las numerosas oportunidades que ofrecen las ciudades. Encuestamos a un grupo diverso de personas en el sur de Los Ángeles y descubrimos diferencias significativas entre los que se desplazaban de forma cognitivamente activa, como caminar o conducir, y los que se desplazaban de forma cognitivamente pasiva, como ser un pasajero en un coche o en el transporte público. Los que utilizaron modos de viaje cognitivamente activos describieron con mayor precisión la ubicación de los destinos comunes que los que solían viajar en modos menos exigentes desde el punto de vista cognitivo. Nuestros resultados ponen de manifiesto la importancia de proporcionar información significativa sobre la orientación a todos los viajeros, especialmente a aquellos que dependen de otros para desplazarse. Nuestros resultados también ponen de manifiesto el papel fundamental que desempeña el movimiento físico en el desarrollo cognitivo, y cómo las experiencias de viaje a largo plazo pueden contribuir a una mejor comprensión de las ciudades y del acceso a sus diversos destinos.

🤞 ejemplo de mapa cognitivo

Un mapa cognitivo (a veces llamado mapa mental o modelo mental, aunque no debe confundirse con él) es un tipo de representación mental que sirve a un individuo para adquirir, codificar, almacenar, recordar y descodificar información sobre las ubicaciones relativas y los atributos de los fenómenos de su entorno espacial cotidiano o metafórico. El concepto fue introducido por Edward Tolman en 1948[1] y se utilizó para explicar el comportamiento de las ratas que parecían aprender el trazado espacial de un laberinto, y posteriormente se aplicó a otros animales, incluidos los seres humanos[2]. El término fue generalizado posteriormente por algunos investigadores, especialmente en el campo de la investigación operativa, para referirse a una especie de red semántica que representa los conocimientos o esquemas personales de un individuo[3][4][5].

READ  Objetivo de los textos expositivos

Los mapas cognitivos sirven para la construcción y acumulación de conocimiento espacial, permitiendo al «ojo de la mente» visualizar imágenes para reducir la carga cognitiva, mejorar el recuerdo y el aprendizaje de la información. Este tipo de pensamiento espacial también puede utilizarse como metáfora para las tareas no espaciales, ya que las personas que realizan tareas no espaciales que implican memoria e imágenes utilizan el conocimiento espacial para ayudar a procesar la tarea[7].

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad