🤐 Ejemplo de modos discursivos

↪ Ejemplo de discurso expositivo

El discurso puede describirse como el intercambio y la circulación de ideas entre quienes tienen puntos de vista u opiniones diferentes, independientemente de su posición social. También puede considerarse como una forma de comunicación escrita o hablada cuyo objetivo es persuadir a los demás para que acepten o promuevan el propio punto de vista.

En el fondo, el discurso tiene que ver con el diálogo y la persuasión. Al tratarse de una forma de comunicación en línea, el discurso es intrínsecamente inestable y está sujeto a rápidos cambios, tanto dentro de una comunidad como fuera de ella.

El discurso es el producto de la interacción. El lenguaje es el ejemplo más inmediato y obvio, pero también puede encontrarse en el arte, la política, el entretenimiento e incluso el desarrollo de software. Como tal, el discurso nos proporciona una mirada a las mentes de quienes participan en estas formas de comunicación. El lenguaje, como todo lo demás, tiene su propio contexto, significado y valor inherentes que se revelan a través de su interacción con otras cosas diferentes. Por eso es importante entender el contexto de cualquier discurso que se lea o escuche.

👩 Exposición de los modos del discurso

Los modos retóricos (también conocidos como modos del discurso) describen la variedad, las convenciones y los propósitos de los principales tipos de comunicación basados en el lenguaje, en particular la escritura y el habla. Cuatro de los modos retóricos más comunes son la narración, la descripción, la exposición y la argumentación[1]. La primera codificación de estos modos retóricos fue realizada por Samuel P. Newman en A Practical System of Rhetoric en 1827[2].

READ  Reflexiones del dia del maestro

Chris Baldick define el modo como un término crítico inespecífico que suele designar un tipo de método, estado de ánimo o modo literario amplio pero identificable que no está vinculado exclusivamente a una forma o género concreto. Algunos ejemplos son el modo satírico, el irónico, el cómico, el pastoral y el didáctico[3].

Frederick Crews utiliza el término para referirse a un tipo de ensayo y lo clasifica en cuatro tipos, correspondientes a cuatro funciones básicas de la prosa: narración, o relato; descripción, o imagen; exposición, o explicación; y argumentación, o convencimiento[4].

🙉 Ejemplos de discurso descriptivo

La narración es el relato de una historia. Consiste en relatar una serie de acontecimientos, normalmente en orden cronológico. Así, una narración sencilla puede comenzar con “Había una vez… ” y terminar con “Y vivieron felices para siempre”. Los hechos narrados pueden ser ficticios (una historia inventada) o no ficticios (los hechos ocurrieron realmente). Sin embargo, solemos reservar el título de “cuento” para la ficción. Si los hechos ocurrieron realmente, damos al escrito otro nombre, como biografía, autobiografía, historia, informe posterior a la acción o informe periodístico.

Como en cualquier dicotomía, hay algunos casos que se sitúan en el medio. Por ejemplo, existe un género llamado “ficción histórica” que puede retratar con mayor o menor precisión un acontecimiento histórico al tiempo que inventa una historia sobre personajes reales o ficticios implicados en ese acontecimiento. Un ejemplo muy conocido es “Lo que el viento se llevó”, la historia de Escarlata O’Hara y Rhett Butler durante la Guerra Civil estadounidense.

En su forma más sencilla, la descripción cuenta cómo son las cosas según los cinco sentidos. Un ensayo descriptivo, o un pasaje descriptivo de una historia, cuenta cómo se ven, suenan, se sienten, saben y huelen las cosas. Los sustantivos y adjetivos pueden mostrar cómo es una persona, un lugar o una cosa en sus aspectos materiales. Pero la descripción a menudo trata de hacer algo más que permitir a los lectores visualizar a los personajes, los escenarios y las acciones. También puede tratar de evocar un estado de ánimo o una atmósfera, a lo que contribuye el uso del símil y la metáfora.

READ  No gritar en el salon de clases

🥨 Modos de discurso pdf

Los modos del discurso, también conocidos como modos retóricos, son conceptos que describen los diferentes propósitos de la comunicación y los géneros de la composición. El modo en que un autor u orador aborda una obra concreta, enmarca la presentación de la misma y esboza lo que debe incluir depende de la respuesta deseada del público. La respuesta deseada dicta qué modo de discurso, o enfoque formalizado para presentar una idea, es el más apropiado.

La mayoría de las veces, el término “modos de discurso” se utiliza para describir tipos de ensayos u otros trabajos escritos. Cuando se estudia la composición, especialmente en lo que respecta a la composición inglesa y la literatura inglesa, los educadores enseñan cuatro modos discursivos principales, clasificados como exposición, narración, descripción y argumentación. Aunque estas etiquetas de género se aplican generalmente a las obras escritas, los conceptos también se aplican a la comunicación oral.

Los modos de discurso expositivo y argumentativo son muy similares. Las diferencias entre la exposición y la argumentación residen principalmente en el grado de preparación que requieren. Normalmente, un trabajo argumentativo requiere más investigación y pruebas empíricas que un trabajo expositivo. Ambos modos implican la investigación de un tema, la revisión y evaluación de la información disponible, y la presentación de un punto de vista claro o un argumento sobre el tema. Los autores y oradores suelen utilizar la exposición o la argumentación para persuadir a la audiencia a favor o en contra de un punto de vista concreto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad