👁 Receptores sensoriales tipos

📘 Receptores sensoriales tipos online

💛 tipos de nervios aferentes

Los receptores sensoriales que detectan y responden a la luz, el gusto y el olfato pertenecen principalmente a la superfamilia de receptores acoplados a proteínas G (GPCR). Además de sus funciones establecidas en la nariz, la lengua y los ojos, estos GPCR sensoriales se han encontrado en muchos órganos “no sensoriales” donde responden a diferentes estímulos fisicoquímicos, iniciando cascadas de señalización en estos sistemas extrasensoriales. Por ejemplo, los receptores gustativos de las vías respiratorias y los fotorreceptores de las células musculares lisas vasculares provocan la relajación del músculo liso cuando se activan. Además, los receptores olfativos están presentes en el sistema vascular, donde desempeñan un papel en la angiogénesis y en la modulación del tono vascular. Si se comprenden mejor las funciones fisiológicas y fisiopatológicas de los receptores sensoriales en los órganos no sensoriales, se podrán desarrollar nuevos agentes terapéuticos dirigidos a estos receptores, lo que en última instancia conducirá a tratamientos para condiciones patológicas y a posibles curas para diversos estados de enfermedad.

Nuestra idea clásica de los receptores sensoriales ha sido que se limitan a los órganos sensoriales en los que se identificaron inicialmente: los receptores olfativos en la nariz, los receptores gustativos en la lengua y los receptores de luz en la retina. Sin embargo, esta idea se modificó rápidamente después de que se identificaran receptores olfativos en tejidos y células extraolfativas, concretamente en el esperma (Parmentier et al., 1992). De hecho, se ha sugerido que el óvulo libera quimioatrayentes químicos a los que los espermatozoides se sienten atraídos (los espermatozoides literalmente “huelen” el óvulo) (Spehr et al., 2003). Cada vez son más las publicaciones que describen funciones inesperadas de los receptores sensoriales en otros órganos, como la regulación de la relajación vascular en los vasos sanguíneos por parte de las opsinas y la participación de los receptores del gusto en las vías respiratorias. En esta revisión presentamos los conocimientos actuales sobre la función de los receptores sensoriales que se encuentran fuera de sus órganos sensoriales clásicos.

READ  Cuales son los pasos para realizar una exposicion

🌼 receptores sensoriales en la piel

Todos los receptores sensoriales se basan en una de estas cuatro capacidades para detectar cambios en el entorno, pero pueden estar ajustados para detectar características específicas de cada uno de ellos para realizar una función sensorial concreta. En algunos casos, el mecanismo de acción de un receptor no está claro. Por ejemplo, los higrorreceptores que responden a los cambios de humedad y los osmorreceptores que responden a la osmolaridad de los fluidos pueden hacerlo a través de un mecanismo mecanosensor o pueden detectar una característica química del entorno.

Los receptores sensoriales desempeñan innumerables funciones en nuestro organismo. En la visión, los fotorreceptores de bastones y conos responden a la intensidad de la luz y al color. En la audición, los mecanorreceptores de las células ciliadas del oído interno detectan las vibraciones procedentes del tímpano. Durante el gusto, las neuronas sensoriales de nuestras papilas gustativas detectan las cualidades químicas de los alimentos, como el dulzor, el amargor, la acidez, el salado y el umami (sabor salado). Durante el olfato, los receptores olfativos reconocen las características moleculares de los olores que se propagan. Durante el tacto, los mecanorreceptores de la piel y otros tejidos responden a las variaciones de presión.

🐰 5 receptores sensoriales

En un sistema sensorial, un receptor sensorial es una estructura que reconoce un estímulo en el entorno interno o externo de un organismo. En respuesta a los estímulos, el receptor sensorial inicia la transducción sensorial creando potenciales graduados o potenciales de acción en la misma célula o en una adyacente.

Los receptores sensoriales implicados en el gusto y el olfato contienen receptores que se unen a sustancias químicas específicas. Los receptores del olor en las neuronas receptoras olfativas, por ejemplo, se activan al interactuar con estructuras moleculares en la molécula del olor. Del mismo modo, los receptores del gusto (receptores gustativos) de las papilas gustativas interactúan con las sustancias químicas de los alimentos para producir un potencial de acción.

READ  Agenda para profesores gratis para imprimir

Otros receptores, como los mecanorreceptores y los fotorreceptores, responden a estímulos físicos. Por ejemplo, las células fotorreceptoras contienen proteínas especializadas como la rodopsina para transducir la energía física de la luz en señales eléctricas. Algunos tipos de mecanorreceptores disparan potenciales de acción cuando sus membranas se estiran físicamente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad